Sin comentarios

Monasterio de Sant Pere de Rodes.

En la ladera norte del punto este más prominente de la Península Ibérica, del cabo Cap de Creus, en un lugar con vistas impresionantes mar Mediterráneo, se encuentra el una vez poderoso monasterio benedictino de Sant Pere de Rodes. Por cierto, ¡este lugar está considerado como uno de los lugares más visitados de España!
Los primeros monjes, atraídos por las impresionantes vistas, el buen clima y casi a pie de la hermosa playa de arena en la cercana ciudad de Port de La Selva, se establecieron aquí en el siglo IX. Ya en 944, el monasterio tenía el estatus de abadía y se convirtió en un centro de peregrinación para los monjes errantes de todos los países del mundo cristiano. Como suele ser el caso, las cuestiones del dinero y de la propiedad de la tierra estropeaban durante mucho tiempo las relaciones entre los hermanos españoles y franceses, y los problemas surgieron, como siempre, para los desgraciados catalanes que se encontraban en el medio. Numerosas guerras, ataques de piratas norteafricanos, así como terribles epidemias, frecuentes durante la Edad Media, llevaron al hecho de que el monasterio comenzó a declinar gradualmente, a partir del siglo XIV. Incluso el florecimiento de la vinificación en esta región en los siglos XVII-XVIII no pudo cambiar la situación y el estado de ánimo. Desde mediados del siglo XIX, el monasterio ha sido sistemáticamente destruido y literalmente saqueado en partes por celosos vecinos campesinos y coleccionistas codiciosos de antigüedades.
Afortunadamente, en 1930 el monasterio fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional. Desde entonces, se han llevado a cabo numerosos trabajos de restauración en su territorio en un intento de revivir el aspecto anterior de esta impresionante creación de manos humanas. Hoy tenemos la oportunidad de visitar el monasterio de Sant Pere de Rodes y entender qué hizo que los monjes benedictinos adquirieran bienes inmuebles en esta particular zona de Cataluña.

Algunas fotos para hacerte una idea general y decidir si necesitas ir allí.
***
Монастырь Sant Pere de Rodes Monastery Monastère Monasterio Monestir
Dejamos el coche en el parking y seguimos por el sendero hacia el monasterio.
***
Монастырь Sant Pere de Rodes Monastery Monastère Monasterio MonestirA medio kilómetro del monasterio se encuentran las ruinas del pueblo de Santa Creu que una vez existió aquí. La foto muestra los restos de la iglesia de Santa Helena de Roda, mencionada por primera vez en las crónicas históricas en 974. El pueblo fue abandonado por los habitantes en la misma época en que los monjes abandonaron el monasterio.
***
Монастырь Sant Pere de Rodes Monastery Monastère Monasterio MonestirLas imponentes torres del monasterio. A la izquierda está el campanario de la iglesia del monasterio. A la derecha está la torre, que servía de protección a los monjes y peregrinos durante los ataques enemigos. Esta torre no tiene entrada desde el exterior, solo desde el interior del monasterio, y se podía llegar a su cima solo a través de los agujeros hechos entre los pisos del interior de la torre.
***
Монастырь Sant Pere de Rodes Monastery Monastère Monasterio MonestirEn la parte inferior izquierda de la foto, la entrada a la iglesia del monasterio. ¡Puedes imaginar la vista al mar desde las torres del monasterio!
***
Монастырь Sant Pere de Rodes Monastery Monastère Monasterio MonestirEn lo alto de la torre de defensa, los restos de vigas de madera son claramente visibles. Había un balcón en ellos; los monjes e invitados del monasterio podían refugiarse ahí en caso de peligro, al mismo tiempo gozando la oportunidad de admirar los hermosos paisajes, así como las figuras en miniatura de los enemigos muy abajo.
***
Las paredes del monasterio se reflejan maravillosamente en las ventanas espejadas del edificio administrativo.
***
Escalera hacia abajo que conduce a la iglesia del monasterio.
***
La majestuosa iglesia del monasterio. La cúpula tiene 16 metros de altura. Las bóvedas de soporte de las columnas son de estilo corintio. La iglesia fue construida en el período del siglo X al XI y se encuentra en la ladera de una montaña, la diferencia de altura entre las partes norte y sur de la iglesia es de unos 4 metros. ¡Sí, los catalanes ya sabían construir durante siglos! El interior de la iglesia fue completamente saqueado. Dicen que los fragmentos de él se encuentran en museos y colecciones de antigüedades de todo el mundo.
***
El patio interior del monasterio, científicamente – un claustro. Fue restaurado casi por completo durante los trabajos de restauración a finales del siglo pasado.
***
Las columnas e incluso partes de las paredes fueron destruidas y robadas en el período de 1835 a 1930. Hoy en día, solo se puede imaginar cómo era realmente todo aquí.
***
Vista del campanario desde el patio.
***
Y esta es la vista del campanario desde la galería que conecta el campanario con la torre de defensa.
***
Vista de la torre de defensa desde el piso superior.
***
Los últimos rayos del sol poniente iluminan el monasterio.
***
La plataforma de observación tiene vistas al cabo Cap de Creus y al mar. Edificios blancos en medio de la foto – la ciudad de Port de la Selva.
***
Una última mirada a los edificios monumentales, ¡es hora de volver a casa!
***
Puede encontrar una historia más detallada y más fotos del monasterio de Sant Pere de Rodes siguiendo el enlace de nuestro blog.